El Salvador contará con una Comisión Nacional de Búsqueda de Personas Desaparecidas durante el conflicto armado

Thu, 02/02/2017 - 17:47 -- dplf

El pasado 27 de enero de 2017, el Presidente de El Salvador, Salvador Sánchez Cerén, anunció que su gobierno creará una Comisión Nacional para buscar a las personas que desaparecieron durante la guerra que vivió ese país, entre 1980 y 1992, en respuesta a un largo clamor de las víctimas civiles. Esta es una decisión histórica que reaviva las esperanzas de los familiares de 10,000 desaparecidos, de conocer la suerte que corrieron sus seres queridos.

El compromiso oficial se hizo público en el marco de la visita de una delegación formada por jóvenes salvadoreños-estadounidenses, hijos e hijas de padres desaparecidos, el Congresista estadounidense demócrata James McGovern y líderes del sector religioso, académico y de derechos humanos de Estados Unidos. Los miembros de la delegación, junto a los grupos de víctimas del conflicto armado y organizaciones de sociedad civil en El Salvador, presentaron una propuesta técnica de Comisión de Búsqueda, como punto de partida para el diálogo participativo.

La visita, que se llevó a cabo del 26 al 28 de enero de 2017, fue organizada por la Fundación Mauricio Aquino (FMA) bajo su campaña “Los Huesos de Nuestros Padres”, en colaboración con la Fundación para el Debido Proceso (DPLF), la Oficina en Washington para Asuntos Latinoamericanos (WOLA), la Universidad Centroamericana José Simeón Cañas (UCA), la Fundación de Estudios para la Aplicación del Derecho (FESPAD) y la Asociación Pro-Búsqueda de Niñas y Niños Desaparecidos.

Durante su estadía en el país, la delegación ofreció una conferencia de prensa informar que pedirían al gobierno la instalación de una Comisión de Búsqueda, mediante decreto ejecutivo, independiente y autónoma, con facultades legales para recibir y requerir información sobre el paradero de los desaparecidos, que proporcione atención integral a las víctimas y con capacidades genético-forenses especializadas.

.Posteriormente se sostuvo una reunión privada con el Presidente Sánchez Cerén para acercar dicha petición y trasladar el sentir de las familias afectadas, así como una mesa redonda auspiciada por el Ministerio de Relaciones Exteriores con altos funcionarios de gobierno salvadoreño, expertos y miembros de sociedad civil. En este espacio se discutieron los desafíos jurídicos, científicos y políticos que presenta la instalación de un mecanismo nacional para la búsqueda de personas desaparecidas más de tres décadas atrás, así como las lecciones aprendidas desde la experiencia comparada de otros países que también han lidiado con contextos de masivas violaciones a derechos humanos. 

La delegación celebró un encuentro con la Comisión de Trabajo Pro-Memoria Histórica, que es un colectivo de grupos de víctimas y organizaciones de derechos humanos, en el Monumento a las Victimas en el Parque Cuscatlán. Durante la actividad se dialogó sobre la necesidad de apoyar el esfuerzo de la creación de una Comisión entre todos y todas, mientras se rindió homenaje a las personas desaparecidas y asesinadas durante el conflicto armado.

La visita concluyó con el foro “Desaparición forzada durante el conflicto armado salvadoreño: búsqueda, verdad y reconciliación” en el cual familiares de víctimas de desaparición forzada compartieron sus testimonios y escucharon las palabras de ánimo a cargo del Rector de la UCA, P. Andreu Oliva, el Congresista McGovern, el ex Procurador para la Defensa de los Derechos Humanos, David Morales, y Abraham Ábrego, director de FESPAD quien explicó las características que se espera reúna la Comisión.

En las próximas semanas el gobierno y las organizaciones gestoras de la iniciativa continuarán el diálogo y definirán los siguientes pasos hacia la concreción de la Comisión de Búsqueda.